Cuide así el corazón y la presión arterial frente el calor

La hidratación, evitar exponerse al sol y no abandonar sus medicamentos puede salvar la vida de estos pacientes

La llegada del calor, que según la ONU batirá récords en el mundo por la incidencia del fenómeno El Niño, puede ser peligrosa para los pacientes con enfermedades cardiovasculares, especialmente durante el verano cuando muchos no toman su medicación de forma adecuada.

CalorTomando en cuenta que alrededor de un 30% de la población dominicana sufre de hipertensión, Listín Diario consultó a la cardióloga Claudia Almonte para que explicara sobre las consecuencias que podrían enfrentar estas personas y cómo prepararse.

La experta dice que hasta un 20% de los pacientes cardiovasculares deja de tomar sus medicamentos durante el verano, lo que puede llevar a complicaciones graves angina, infartos, accidentes cerebrovascular, insuficiencia cardíaca, incluso pueden incurrir en insuficiencia renal.

Es crucial que los pacientes que toman diuréticos se hidraten adecuadamente, y eviten exponerse a altas temperaturas y hacer ejercicio con ropa pesada. Se recomienda hacer ejercicio temprano por la mañana o al atardecer, cuando las temperaturas son más bajas. Además, es importante evitar el consumo de alcohol y comer una dieta saludable y equilibrada, rica en frutas, verduras y ensaladas.

“Es importante que el paciente que tome diurético, siempre y cuando su médico lo autorice, se hidrate adecuadamente. Que no se exponga a altas temperaturas; que no salga a hacer ejercicios con ropas muy calurosas, que sean ligeras, preferiblemente de algodón, usando una corra o algo que cubra su cabeza. Que no lo haga en horarios de alta temperatura, sino bien tempranito o al atardecer”.

El calor y la presión arterial

Durante el verano los valores de la presión arterial suelen ser más bajos debido a la vasodilatación que ocurre, lo que puede favorecer la pérdida de temperatura corporal. Los pacientes hipertensos que se exponen al sol y no se hidratan adecuadamente pueden sufrir hipotensión, lo que puede llevar a desmayos y pérdida de conocimiento.

La doctora Almonte enfatizó en lo importante de que el paciente no olvide tomar sus medicamentos y consultar con su médico si tienen algún síntoma, como dificultad para respirar, dolor de pecho, de cabeza o malestar. También es importante hablar con su médico antes de viajar a destinos de vacaciones donde la altura puede afectar la presión arterial o las temperaturas.

La frescura de las frutas y vegetales ayudan

La dieta saludable basada en la ingesta de muchas frutas y verduras, ensaladas en abundancias y evitar las comidas muy saladas, porque puede aumentar la tensión arterial y retener líquidos, son medias a tomar en cuenta para que las inminentes altas temperaturas sean menos.

Disminuir consumo de alcohol y dormir entre 7 a 9 horas son otras de las medidas que pueden salvar a una persona con esa condición durante el calor.

“Si va a tomar vuelo de larga duración, evitar la inmovilidad, hidratarse bien. Algunos pacientes requieren algunos anticoagulantes para poder hacer viajes muy largos de más de cuatro horas, y tratar de que se lleven la cantidad necesaria de medicamentos donde quiera que vayan”, explicó.

Fuente: Listindiario.com

Saber más: SALUD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 2 =