Avistamiento de ballenas en Samaná, un espectáculo natural que no te puedes perder

De enero a marzo, Samaná se convierte en uno de los destinos protagonistas del país. Y es que cada año, durante este trimestre, cerca de 2,000 ballenas jorobadas llegan a las cálidas aguas de la provincia costera para aparearse y reproducirse, ofreciendo un espectáculo natural de saltos y danzas.

Se trata de una atracción que el año pasado produjo la visita de más de 64,000 personas, entre dominicanos y turistas, según dijo el ministro de Medio Ambiente, Miguel Ceara Hatton, quien encabezó una excursión a Samaná que llevó a representantes de la prensa local a vivir la experiencia ecoturística en primera persona.

«Esta es una experiencia única, cultural, una experiencia ambiental, una experiencia con la naturaleza», expresó Ceara Hatton, agregando que este año esperan «poder superar significativamente» la cantidad de visitantes.

Detalles sobre la excursión

La temporada de avistamiento de ballenas jorobadas es del 15 de enero al 31 de marzo y se realiza dentro del santuario de mamíferos marinos Banco de La Plata y de la Navidad, en Samaná.

Las embarcaciones salen principalmente desde el puerto de Samaná y otros puertos de la ciudad de Samaná y del municipio de Miches. Hay diferentes empresas turísticas que ofrecen la excursión.

Algunas opciones son Whale Samaná, Moto Marina Tours y Colonial Tours. Es posible reservar en estas agencias a través de sus páginas web. Los precios varían y dependerán del paquete que se adquiera.

Si es solo avistamiento de ballenas, el costo ronda los US$55 por adultos y US$30 niños menores de 10 años, mientras que si se agrega un paseo por Cayo Levantado y almuerzo típico dominicano, la tarifa puede subir a US$68 adultos y $34 niños.

Durante la excursión en mar, que dura cerca de 40 minutos, un guía da las pautas para que todas las personas a bordo puedan observar a las «reinas del Atlántico», ofrece informaciones de interés sobre estos cetáceos y responde preguntas.

Se estima que en la temporada de avistamiento hay al menos 300 ballenas jorobadas en la bahía de Samaná, por lo que las probabilidades de verlas saltar fuera del agua son bastante altas. De todos modos, los expertos indican que el mejor momento para realizar la excursión es en febrero.

Un dato a tomar en cuenta es que la bahía puede tener fuertes oleajes en esta época del año, por lo que la experiencia a bordo no es recomendable para mujeres en avanzado estado de embarazo o personas que sufren de cinetosis (mareo por movimiento).

Para quienes no puedan o no deseen hacer el viaje en barco está la opción del Observatorio Terrestre de Ballenas, el cual existe desde 2011, desde donde se pueden ver los mamíferos marinos de forma segura desde tierra.

Fuente: Diariolibre.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 19 =