Banco Mundial asegura que el gasto eficiente será clave para crecimiento inclusivo en República Dominicana

Restablecer la sostenibilidad de la deuda, simplificar el sistema tributario, fortalecer y unificar los sistemas de la protección social, mejorar la eficiencia en la prestación de agua y saneamiento, son algunas de las prioridades claves pospandemia para una recuperación sostenida del crecimiento en la República Dominicana, según un nuevo informe del Banco Mundial.

El informe dado a conocer hoy se enfoca en cómo mejorar la calidad en la asignación del gasto, un tema esencial dado el limitado espacio fiscal actual luego de los esfuerzos fiscales requeridos para atender la pandemia en 2020, indica un comunicado del organismo.

El estudio destaca las siguientes áreas clave para impulsar reformas sectoriales:

Sostenibilidad de la deuda pública. Señala que una estrategia para estabilizar la relación deuda y producto interno bruto podría incluir los siguientes elementos:

1) La adopción de una ley de responsabilidad fiscal que permita realizar inversiones contra cíclicas, a partir de lograr un espacio fiscal más amplio producto de reducciones de gastos o incrementos en la recaudación de impuestos;
2) la reconstrucción de “colchones” fiscales o aumento de reservas, apropiados para enfrentar choques macroeconómicos, que permitan mitigar el impacto que los desastres naturales tienen en la población;
3) aumentar la participación del sector privado en el manejo de riesgos de desastres, incluyendo el aseguramiento de activos públicos (escuelas, hospitales, carreteras, plantas de tratamiento de agua, etc.) y el aseguramiento contra catástrofes significativas a través de la emisión de bonos para catástrofes.
Estas acciones permitirían iniciar un círculo virtuoso que permitan bajar los costos de financiamiento a medida que la confianza del mercado en los títulos gubernamentales mejora.

El informe cita como otro aspecto clave mejorar la focalización y la eficiencia del sistema de protección social y de servicios públicos clave como el agua y saneamiento.

En este sentido indica que consolidar programas de protección social generará ahorros fiscales que permitan expandir la cobertura de las transferencias condicionadas. A su vez, recomienda el fortalecimiento del liderazgo en el sector, la regulación y la rendición de cuentas de las empresas estatales de agua y saneamiento, podrían mejorar la eficiencia y calidad de estos servicios. Tambien propone mejoras de eficiencia y tarifas adecuadas (incluidos los mecanismos para proteger a los más vulnerables) permitirían que las transferencias fiscales apoyen la expansión de los sistemas (cobertura, continuidad y consumo) a los hogares más pobres.

Otra área clace es aumentar la inversión pública. En este ámbito plantea que la implementación de las reformas propuestas en el informe podría incentivar una mayor participación del sector privado en la infraestructura a través de asociaciones público-privadas (APPs) para ayudar a financiar las necesidades de inversión, al tiempo que se garantiza el financiamiento al consumo de los hogares más pobres.

En este aspecto el informe precisa que si bien las APPs pueden mejorar la prestación de servicios, deben estructurarse basadas en una distribución óptima de riesgos entre el sector público y el privado para evitar incurrir en pasivos contingentes excesivos.

Objetivo
El comunicado explica que el objetivo central de la política pública del gobierno es mejorar la calidad de vida de la gente. En ese sentido, el informe refuerza y contribuye a afinar ese objetivo con recomendaciones específicas en materia de políticas para la sostenibilidad de la deuda pública y la resiliencia de las finanzas públicas que le permita mayor capacidad para enfrentar choques adversos como el del COVID-19, el fortalecimiento y sostenibilidad del sistema de protección social y de los servicios públicos clave, como agua potable y saneamiento en beneficio especialmente de la población más pobre, y el incremento y mejoramiento de la inversión pública, incluyendo proyectos conjuntos con el sector privado, explica el comunicado.

Agrega que el estudio sugiere que las mejoras de la calidad en la asignación del gasto público y de la política fiscal apoyan, indirectamente, la creación de empleos en el sector privado.

Precisa que, primero, las mejoras en la eficiencia del recaudo tributario disminuyen directamente los costos de cumplimiento y por ende mejoran la rentabilidad de las empresas. Y, segundo, una simplificación del sistema tributario (enfocada en la expansión de las bases y la armonización de las tasas) nivelarían el terreno para todas las empresas, lo cual fomentaría la competencia y, por ende, la productividad del país.

El informe sugiere además que la complejidad del sistema tributario de República Dominicana podría afectar las decisiones de inversión y contratación laboral de las empresas.

Concluye indicando que “Revisión del Gasto Público de la República Dominicana 2021” respalda los esfuerzos del Gobierno para mitigar el efecto de la crisis de la Covid 19 en el empleo y la pobreza, permite posicionar al sector privado para una recuperación sólida y mantener una dinámica sostenible de la deuda.

Precisa que el informe se realizó a solicitud del Gobierno y con apoyo financiero de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y de la Alianza Mundial para la Seguridad del Agua y el Saneamiento (GWSP). El documento puede ser descargado en la web a través de este enlace http://wrld.bg/kMm450G0Nwp.

Valoraciones
El comunicado destaca que el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (@MinEconomiaRD) valoró de forma positiva los aportes que ha hecho el Banco Mundial al país con la publicación del informe.

“Sus resultados respaldan los esfuerzos del gobierno por mejorar la calidad del gasto público y conducir las finanzas públicas por una senda de mayor sostenibilidad en el contexto del proceso de recuperación de la actividad económica y del empleo”, expresó Miguel Ceara Hatton, ministro de Economía, Planificación y Desarrollo.

“El MEPyD agradece este nuevo aporte del Banco Mundial y reitera su compromiso de contribuir a darle más calidad a la política y al gasto público para impulsar el crecimiento económico, el bienestar de las personas y el ejercicio de los derechos fundamentales”, añadió.

La representante del Banco Mundial en República Dominicana, Alexandria Valerio, dijo que el país está bien posicionado para volver a crecer y avanzar en una agenda de crecimiento inclusivo, que traiga mayor prosperidad para todos los ciudadanos.

“Como en la mayoría de los países, la post pandemia en República Dominicana insta a la acción y a tomar decisiones para que todos los dominicanos y dominicanas puedan lograr un futuro más próspero y una mayor calidad de vida pospandemia”, añadió.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + cinco =