Las Dunas de Baní: Atractivo de la nueva visión de turismo sostenible y cultural

Punta Salinas es parte de la llanura costera del Caribe y es el lugar donde se han formado las espectaculares Dunas de Baní. Su clima es seco estepario, predominando la vegetación seca o xerófila, con largos períodos de sequía, puesto que en esta zona solo llueve en la temporada ciclónica.

Los vientos que soplan de forma constante en la bahía, no solo son responsables de la formación de las dunas, sino también de la creación de condiciones especiales para la realización de deportes acuáticos.

La percepción es del señor Bolívar Troncoso Morales, máster en ecoturismo y exdirector del departamento de Ecoturismo y Medio Ambiente del MITUR, quien además afirma que en la línea costera de esta región existen importantes playas que constituyen atractivos turísticos, convirtiéndose en un destino turístico de la provincia Peravia.

Turismo sostenible:

Las Dunas constituyen un destino ecoturismo por los elementos científicos que la definen y por su imponente paisajismo unido a la existencia de especies endémicas que son únicas en el país. “Todos esos factores generan las condiciones necesarias para que Las Dunas se conviertan en un destino de turismo ecológico de primera”.

¿Cómo se puede utilizar Las Dunas en el marco de la nueva filosofía de turismo sostenible?

Cuando las visitas se puedan realizar sin deteriorarla y sin generar efectos que puedan alterar el desarrollo normal de Las Dunas, como sucede en países donde estos recursos naturales también son un medio para el ecoturismo. “Cuando hay mucha brisa suspenden o limitan la visita porque cuando un grupo humano está sobre unas dunas con fuertes vientos, la arena que llega arrastrada por la brisa toma otra dirección, ese es un elemento muy importante que se debe tomar en cuenta para la sostenibilidad.

Troncoso explicó que otros elementos que se debe tomar en cuenta para su conservación son los senderos. “No se debe subir a Las Dunas a pie y mucho menos en los llamados forwell porque eso las deteriora”.

¿Qué es lo recomendable?

Hacer senderos elevados como los famosos puentes japoneses que la persona sube a la altura de la duna, la observa y no la deteriora. otro modelo de observación es a través de las torres de observación. “Se construyen torres donde desde arriba se puede percibir toda la duna, fotografiarla y un guía ofrece las explicaciones científicas y ecoturísticas requeridas para que no se altere su proceso de desarrollo.
Educación y concienciación

A juicio del experto, en el país falta educación y conciencia de la población y fundamentalmente del manejo sostenible de Las Dunas por parte del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

“Cuando un visitante se sube en lo alto de una duna y la arena se desliza eso destruye su cima que duró miles de años para formarse, ese es el problema que no se entiende en nuestro país en materia de lo que es manejo sostenible de los recursos naturales”.

Reitera que existe mucha ignorancia y falta de regulación de parte del Ministerio de medio Ambiente. “Se supone que en ese lugar hay guarda parques y su función debe ser mostrar a los turistas o visitantes a través de una pantalla donde se informe las normas correctas del uso de sus recursos”.

A modo ilustrativo, el mejor ejemplo de ecoturismo es Costa Rica donde las áreas protegidas tienen un centro de visitantes antes de entrar al monumento o parque y por medio de unas pantallas o dioramas, como se llama en ecoturismo, el guía informa las normas del lugar y si no las cumplen serán sancionados tanto el guía, el turista o la empresa tour operadora que llevan esos visitantes.

“Casi todos los parques nacionales nuestros tienen sus normas, pero en la mayoría de los casos no se cumplen. Formé parte de los técnicos que elaboramos la ley 64-2000 que establece las reglas para la protección medio ambiente. Trabajamos las normas ambientales y esas leyes existen, pero están guardadas, no es así, es para mostrarlas en unos dioramas a la entrada de los parques, ”.

En definitiva, crear conciencia para preservar estos recursos es una responsabilidad compartida de los ministerios de Educación, Turismo y Medio Ambiente. “Por lo menos el Ministerio de Educación lo está llevando a cabo por medio de los libros de textos, se trabaja con diversas fundaciones y el Instituto Geográfico Nacional la parte de la geografía para que sean informaciones técnicas y correctas”.

Fuente: Mitur.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =