República Dominicana cuenta con perspectivas que apuntalan su recuperación

Los indicadores económicos de República Dominicana hacen que, comparado a otros países de la región, se encuentre bien encaminado hacia una recuperación económica importante que beneficiará con creces a la banca nacional y seguirá atrayendo inversiones.

«Es un país que ya lleva dos décadas siendo puntero en crecimiento en la región, de la cual se espera que su PIB (Producto Interno Bruto) crezca un 5% en 2021. Yo diría que en un mundo donde las tasas (de interés) americanas están subiendo por necesidad de aceleración económica, esto tiene muchos positivos», señaló Eduardo Suárez, vicepresidente de Economía para América Latina de Scotiabank.

Manifestó que el país cuenta con la resistencia de tolerar un aumento de las tasas de interés estadounidenses, algo que se traduce en un factor de tranquilidad y que es más preocupante «en algunas economías europeas con problemas de crecimiento estructural», en la que un repunte de la economía de Estados Unidos, cuando no están preparadas, se traduce en una pérdida de capitales.

Durante la conferencia virtual «Perspectiva de la banca en el contexto de la recuperación económica latinoamericana», organizada por la entidad financiera multinacional, el ejecutivo destacó que la capacidad del país para atraer negocios y, con ello, percibir un aumento en ingresos, es una de las grandes fortalezas que tiene el país para incentivar su crecimiento económico.

Destacó además el índice inflacionario de 1.6% sostenido por el país a febrero del 2021, una perspectiva dentro de los rangos meta de 4 a 1%, así como una depreciación moderada del peso dominicano en 4.7%.

En su presentación Suárez hizo mención, entre otros indicadores, de la tendencia hacia la recuperación de las industrias, en especial la turística, que ya ha retomado sus operaciones con el 30% de su capacidad, así como el crecimiento de las remesas en un 20% interanual, aupadas por una diáspora dominicana enraizada en Estados Unidos que ha logrado acceder a la formalidad y disfrutar los cheques de estímulo económico implementados por la administración del presidente Joe Biden como sostén para que los ciudadanos mitiguen la crisis.

«Yo creo que es un país que está bastante bien posicionado para los choques que veremos en los próximos años de un mundo que ya no estará anclado por la pandemia, y en el que la cuestión regirá sobre quién está listo para la reaceleración del mundo a diferentes velocidades», apuntó Suárez.

De acuerdo a un estudio realizado por el FMI, en el que se analiza la situación de la banca en América Latina durante los niveles precovid, República Dominicana mostró solidez en comparación con otros países de la región, en especial en aspectos como el capital regulatorio (17.7), activos en riesgo (14.8) y activos líquidos en riesgo (398.0), indicadores que detallan los niveles de solvencia y liquidez de una economía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =