Moca, en Espaillat, un destino con mucho (más que) mofongo

Llegó el 2024, y la mejor forma de empezarlo es con un viaje a un destino de características propias: Moca, la capital de la provincia Espaillat, en la región del Cibao de República Dominicana; si bien es conocida por el famoso mofongo, es un lugar con mucho más que un plato icónico en la cultura nacional.

A poco más de dos horas de Santo Domingo (149.7 kilómetros) o 18 km de la segunda ciudad más grande del país, Santiago, esta localidad ofrece un viaje rico en recursos naturales, historias, platillos y gente emprendedora que no solo impulsan la economía de la zona, sino que diversifican la oferta turística.

Es un destino completo que se puede conocer en un fin de semana, con paradas para el disfrute de los más grandes y pequeños de la familia. Estos son nueve destinos que debe conocer en su viaje a Moca.

Paradas obligadas

Así se trate de un viaje rápido para comer y conocer lugares “básicos” en la localidad, o de un fin de semana en familia para explorar nuevos sitios, hay algunos puntos a visitar como la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús, considerada la más moderna y hermosa de República Dominicana. Lo que más se destaca son sus vitrales, órgano y campanario de 60 metros de altura, que puede ser vista de cada rincón de la ciudad de Moca.

A tratarse de un clásico, el mofongo es un “must” que debe consumir de visita a Moca, algunos de los lugares con los platillos más llamativos son Las 4F o en Chicharrón Factory, donde puedes encontrar desde platillos típicos, para apostar a lo seguro, hasta peculiaridades en forma de montaña o pastel. Sí, para celebrar un cumpleaños, para compartir y hasta para llevar.

El postre puede ir a preferencia del grupo. Desde un acogedor espacio para tomar decenas de fotografía con decenas de distintas bebidas frías o calientes, hasta un helado de la fruta o sabor de que menos te imagines (o más te guste) en ArteHelado.

Si el viaje se extiende, los establecimientos de hospedaje no escasean, desde la experiencia en NeoArte, que combina una cafetería de especialidad en Grano de Café, un espacio repleto de artesanías de todas partes del país, incluyendo hasta piezas de larimar, y hasta hospedaje para unas 10 personas en tres apartamentos, es un todo en uno.

En la noche, la vida nocturna ofrece opciones seguras y cómodas como, por ejemplo, La Finca Ranch, donde pueden empezar con algunas bebidas, conversaciones, cena y terminar cantando y bailando en un ambiente amigable.

Para grandes y pequeños

Las opciones sobran para todos en el viaje. Ya sea que quieras conocer un poco de historia, hacer bonitas fotos, o que los más pequeños sean los verdaderos protagonistas de la travesía, hay lugares para cada miembro.

Algunos ejemplos son la calle 3D, donde se requiere algo de ingenio para capturar fotografías con efectos alucinantes, la Casa Museo Ramón Cáceres para profundizar sobre su historia y ver de cerca algunas de sus pertenecías, o el jardín y parte exterior del Museo 26 de Julio.

Los más pequeños pueden jugar, conocer y disfrutar de la gran variedad de especies que hay en la JD Dominican Farm, donde pueden encontrar gallinas de unos 10 países distintos, con sus características únicas y distintivas, pavo reales, patos, chivos para jugar, peses y más.

En definitiva, Espaillat es más que el mofongo que se puede encontrar en Moca. Están lugares como Jamao al Norte, Villa Trina, así como Gaspar Hernández con playas como Paraíso en Magante o Rogelio. Se trata de una provincia que hace honor al slogan “lo tiene todo”. Además del turismo religioso, tiene senderismo, cascadas e historia, porque ha hado tres presidentes, además de sepulturera de un tirano: Ulises Heureaux alias Lilís.

Fuente: Mitur.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 17 =