¿Cómo inicia históricamente RD su presencia en FITUR?

La que hoy es la gran feria de turismo que abre el año, fue concebida por cuatro hoteleros españoles en 1979, quienes iniciaron el proceso para tener su primera entrega en 1981, cuenta Andrés Lora.

FITUR está de boca en boca en la industria del turismo, en la medida en que es el gran mercado internacional que abre el año y la cita en que todos los países receptores de turismo, quieren esta. ¿Cómo se produce la presencia dominicana desde su primera edición en 1981?

Para la actual edición que apenas comienza ya mismo, más de 60 periodistas, incluyendo los talentos de varias plataformas de televisión, radio y medios digitales, además de medios escritos, han de cubrir el evento.

Estos comunicadores acuden a trabajar muy intensamente en el apretado programa de actividades que incluyen acuerdos a firmar, ratificaciones de convenios, lanzamientos de proyectos que lleva el país (Punta Bergantín-Sosúa – ya presentado en un espectáculo audiovisual informativo en acto montado en el Roof Garden del Hotel El Embajador- y Miches como el gran estuche destino) y la otra punta de lanza de la delegación dominicana.

FITUR es la primera cita anual para los profesionales del turismo mundial y la feria líder para los mercados receptivos y emisores de Iberoamérica.

Andrés Lora, actualmente director de comunicaciones de Sky Cana, línea aérea dominicana, ofrece en este trabajo una relación de los primeros roles cumplidos por el país en FITUR. Lora describe el origen de FITUR y la participación dominicana, así:

“Regresar a Madrid siempre es parte de una ilusión, de un sueño que despierta tras ocho y tantas horas de vuelo y de pronto respirar Madrid, una ciudad llena de encantos y muchísimos recuerdos.

Los albores del encuentro del país con país tienen relación con la recién establecida, Secretaría de Estado, (creada por el Congreso Nacional en el año 1979).

Nuestro primer viaje a FITUR fue en 1983, en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo, Madrid, con una pequeña delegación llena de optimismo y euforia por dar a conocer quiénes éramos y qué podíamos ofrecer a los compradores que asistían al más grande evento turístico hispano-parlante, que luego seguiría creciendo y se consolidaba como una de las ferias de turismo más importantes del mundo.

Las limitaciones no nos detenían el ánimo, aunque gobiernos de islas cercanas en el Caribe, tenían unos presupuestos astronómicos.

Con un espacio pequeño y buen respaldo con la presencia de los protagonistas del incipiente sector, agencias de viajes, turoperadores, hoteleros y líneas aéreas entre otros, logramos la atención de los compradores y de aquellos que se interesan por el emergente destino.

La labor titánica de Rafael Antonio Suberví Bonilla, Secretario​ de Turismo, de entonces de buscar los fondos para asistir a la Feria FITUR, implicaba procurar los billetes aéreos y negociar con Iberia los excesos de libras negociar, agenciar las habitaciones con las Cadenas Occidental y Meliá y el apoyo puntual de amigos personales del incumbente hicieron que esa feria fuera exitosa.

FITUR nos dio experiencia para de ahí seguir a las ferias de Milán y la extraordinaria ITB de Berlín, cerrando los primeros tres meses del año con estas ferias internacionales en Europa. El dolor de cabeza siempre fue conseguir los fondos y tener que cambiarlos a las monedas de cada uno de esos países, donde todo era muy caro y los recursos muy precarios.

En FITUR 83 tuvimos un espacio pequeño con apenas un cubículo con un escritorio y sillas para reuniones y todo el rededor una especie de mostrador para obsequiar nuestros folletos promocionales y los suvenires que llevábamos. Una decoración nada sofisticada pero colorida.

El día antes de la apertura de la feria, y con todo el frío que se puedan imaginar, estábamos pintando, clavando y decorando. Y al día siguiente ​ debíamos estar listos para ​presentar nuestras mejores sonrisas y entusiasmo. Jeannette Nivar, directora de la oficina de turismo en Madrid que coordinó la visita del secretario de estado para presentarlo en las más altas instancias del mundo turístico, su presencia imprimía el sello de seriedad y garantía de que éramos una nación organizada y abierta a las inversiones del disfrute vacacional, dar declaraciones a la prensa y poner la Republica Dominicana entre los nuevos destinos emergentes del caribe.

Una modesta delegación nos acompañó, en total once agentes de viajes, tres representantes de la prensa especializada de turismo, dos representantes de un hotel y un representante de un proyecto turístico.

Del sector agencias de viajes: Rosalinda Thomas, Fideliza Pimentel, Julia Abreu Rondónmujeres guerreras, pilares que apostaron por el turismo dominicano junto a Manuela Sanabia, Ramoncito Prieto entre otros y del sector oficial, Armando Rodríguez Pelegrín, Gilberto Pérez, Miguelina Ortiz, Andrés Lora; Siempre contamos con el respaldo incondicional de don Luis y doña Rita Cabrer Caminero y del entusiasta del lente Carlitos Caminero.Eran tiempos de poner todo el esfuerzo y lealtad en beneficio del país, solo nos quedaba la gran satisfacción del deber cumplido.

Estuvieron también Jeannette Nivar, Thimo Pimentel, María Teresa Franco, Margarita Copello, entre otros…. y el día antes de la apertura de la feria, y con todo el frío que se puedan imaginar, estábamos pintando, clavando y decorando. Y al día siguiente presentar nuestras mejores sonrisas y entusiasmo.

Al volver a Fitur 1984, ya con más experiencia tuvimos un pabellón más espacioso bien diseñado y de buena terminación. En esta ocasión asistió un nutrido grupo de los distintos sectores del turismo dominicano, lo novedoso del pabellón sorprendió a muchos. Fue algo magnífico, lo nutrid​o​ de las delegaciones oficiales​,​ como la del sector privado.

El pabellón dominicano congregó el mayor número de público, atraído por el despliegue profesional, cultural y artístico.

En esta ocasión, estuvieron Luis Sotorepresentante de Iberia, por la Gulf & Western, Anthony Bayarri; W. Spoerel VP de la cadena Meliá y representantes del Club Med de París entre otros. En esta ocasión estuvieron los veteranos del negocio como; Rosalinda Thomas, Félix Jiménez, Fidelina Pimentel, Elena Mieses entre otros.

Durante una rueda de prensa hicimos la presentación de un video promocionando el destino turístico, dimos a conocer por primera vez la abolición del visado para un sin número de países y que podrían entrar con tarjeta de turismo y las facilidades para la inversión extranjera.

En FITUR, 2011​. Los retos se mantenían y nuestro país estaba en la mira de todos. Nuestra estrategia y frente islas con mercados creados y con grandes inversiones en publicidad, fue darnos a conocer por nuestra música y folclor y hacer que el nombre del destino, República Dominicana, estuviese en boca de todos. En esta ocasión realizamos una noche dominicana donde ​se ​presentó al reconocido chef dominicano Mike Mercedes quien hizo una verdadera gala de degustación de nuestros mejores platos.

La cita obligada fue en el hotel Miguel Ángel en Madrid, donde al grito de Mandé, nuestra Rhina Ramírez, con su voz excepcional irrumpió para dar inicio a una espectacular noche dominicana donde también se dieron cita Vinicio Franco, José Lacay, Anahay y el ballet folclórico dirigido por Frank Ucero. Angela Carrasco, José Lacay, Rafael Pérez Cid y Esperanza Liranzo dieron fin a aquella noche mágica interpretando a cuatro voces la mundialmente conocida canción “Por Amor”, durante la cual el público se unió entonándola.

Los souveniers que se compraban en el mercado modelo, llevaban sombreros de cana pintados a mano con brillantes colores, maracas, güiras, entre otros pequeños artículos que pudiéramos obsequiar y que no pesaran mucho para evitar los cargos por sobrepeso.

Esta edición demandó un gran esfuerzo mover los artistas invitados y los integrantes del ballet folclórico con la logística que eso llevaba, seis parejas de bailarines, cinco músicos y un director, los instrumentos y los vestidos por lo menos cuatro juegos con sus accesorios y zapatos…todo tenía que ser impecable, los ojos del mundo puestos sobre nosotros, y más, luego de las notas de prensas y expectativas creadas.

Durante las ferias subsiguientes ya con práctica, más conocimiento y el entusiasmo del escaso sector privado que tímidamente hacia algunos aportes, no económicos, seguimos adelante.

Podemos recordar la famosa fiesta en honor a los agentes y turoperadores a los cuales queríamos más que conquistar, se realizó en una de las más sonadas discotecas de Madrid donde gracias a la amistad política de la época asistieron 6 ministros del gobierno español. Fue una gran noche donde presentamos a Ángela Carrasco como una súper atracción de la fiesta.

2012. llevamos a Fernando Villalona y su orquestay luego a la Súper Orquesta San Judas Tadeo, de la Policía Nacional, una “Copy Band”. Realizamos la fiesta más grande jamás hecha en una feria de FITUR, en la cual Casa Brugal hizo su gran debut de entrada y con una multitudinaria asistencia. Todo el mundo en Madrid habló de la singular fiesta que hizo la República Dominicana, a la cual asistieron varios cientos de invitados.

Recuerdo a Don Popí Bermúdez que nos acompañó en una ocasión y fue parte importante del salto al estrellato artístico, de un gran imitador dominicano. Estuve a cargo de la programación y dirección de la actividad y luego que los importantes invitados estuvieran presentes, dar inicio a la presentación de nuestros artistas invitados.

El lugar estaba completamente lleno y con mucha seguridad, cuando un joven dominicano entre la multitud me pidió de favor que lo dejara entrar, realmente no sé cómo logró hacerlo, cuando todo estaba listo para iniciar me dijo que tenía autorización del Secretario para hacer una pequeña presentación antes del artista invitado.

Un joven no adecuadamente vestido y temblando de frío salió de la mano de Don Popi Bermúdez fueron a hasta un reconocido teatro en La Gran Vía, que el dueño era amigo del señor Bermúdez y le pidió dejar que ese joven hiciera una actuación y que juntos lo vieran, a partir de ese momento le cambió la vida a Julio Sabala.

Aun cuando el país no conquistó premios, ni menciones durante FITUR 85, la delegación tuvo una muy destacada participación y realizó un importante despliegue de su folklore, tan concurrida que motivó una drástica resolución del Consejo Directivo de FITUR, en el sentido de ​no​ permitir en lo adelante la presentación de grupos folclóricos ni conjuntos musicales dentro de los pabellones de exhibiciones y negocios de la feria

Los Reyes de España visitaron nuestro pabellón y el secretario eufórico de alegría le puso un collar de grandes piedras de ámbar, de la marca y confección de Joyas Criollas.

Dominicana de Aviación jugó su papel preponderante haciendo contacto con turoperadores para iniciar vuelos a Madrid, Milán y otros destinos en Europa. Podemos recordar la presencia de Hugo Bueno Pascal, Partenio Ortiz, José Ramón Tejeda, Antonio Alba, José Jourdainentre otros.

En otra de las ferias llevamos el ballet folclórico completo y una banda de música que nos prestaba la Policía Nacional, en total unas 35 personas, en esa ocasión fuimos invitado a la coronación de la reina del carnaval y desfile en la isla de Gran Canaria, todo fue un súper espectáculo y luego participamos en una presentación privada para la el jet set español, miembros de la realeza española y prensa internacional.

Nos acompañó en la actividad Pepe Navarro uno de los rostros más reconocidos de la televisión española, tanto que se convirtió en toda una leyenda mediática en los años 90. En esa ocasión el honorable Ayuntamiento de Santo Domingo corrió con los gastos.

A través de los años he estado asistiendo a Fitur, fue en el año 1992 que se suscitó el traslado desde el recinto del Pabellón de Cristal, Casa de Campo a un recién inaugurado Parque Ferial Juan Carlos I. Fitur se ha ido renovando cada año, presentando novedades y conceptos potenciales de turismo, nuevos nichos, buscando nuevas maneras de evolucionar.

Con esta dinámica y como respuesta ante la sectorización del turismo, en el año 2000 se estrena FITUR Congresos: el Salón de Viajes y Reuniones de Incentivos, que sirvió como instrumento de comercialización para el llamado “mercado de reuniones”; es decir, un área dentro de la propia FITUR que está específicamente dedicada a las convenciones y a las reuniones de negocio.

A lo largo de los años se han ido adhiriendo distintas áreas específicas, así como; las áreas de Salud, Compras, Gay LGBT, Green, Tecnología, Inversión entre otras, cada cual especializada en un sector estratégico; ya sea el tecnológico, el medio ambiente, la salud o las inversiones de negocio.

FITUR 2022. Primera vez que un presidente dominicano, Luis Abinader, nos acompaña a una feria internacional de turismo, dando un real impulso al sector turismo. Siempre me quejé de que ningún presidente dominicano había cogido en serio nuestro sector.

La década de los 80 fue muy importante y decisiva, creciendo con cimientos fuertes para que 40 años después podamos exhibir una industria que, aunque sólida, está muy vulnerable a cualquier acontecimiento inesperado. Todos los Secretarios y Ministros de Turismo han hecho esfuerzos, y todos unidos, apostaron, por el futuro de la industria.

A FITUR 2023 volvemos. Es un renacer románticamente. Ahora, todo proyecta que RD llega con una firmeza en el paso producto de sus récords históricos alcanzados en 2023, con Miches y Punta Bergantín como estandartes.

Fuente: Acento.com.do

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − nueve =