República Dominicana liderará la recuperación económica de la región

Según Credit Suisse, el crecimiento global de 2022 será de un 4.3%, cifra que pudiera mejorar en la medida en la que se relajen las restricciones. En la esfera regional, República Dominicana liderará la recuperación económica el próximo año.

Los expertos y economistas, que participaron en el evento anual en materia económica, de la Cámara de Comercio y Turismo Domínico Suiza (CCTDS), llamado THINK ECONOMICS “Recuperación de próxima generación”, coincidieron en que la reactivación de la inversión pública, utilizando las alianzas público privadas, será clave a la hora de conseguir resultados por encima de lo proyectado en 2022.

“El presidente Luis Abinader y su equipo de Gobierno nos han mostrado en estos últimos quince meses cómo gestionar eficientemente una crisis sanitaria y acelerar la economía. En esta recuperación de próxima generación se están contemplando temas como la sostenibilidad y los compromisos adquiridos en la COP26”, explicó Gaetan Bucher, presidente de la CCTDS. “República Dominicana es uno de los únicos países en Latinoamérica que cerrará 2021 con un PIB superior a los niveles prepandemia”.

En el caso de Suiza, durante el evento se habló de que sigue comprometida para limitar el calentamiento global 1.5 grados Celsius y la emisión de gases efectos invernadero en 2030. La embajadora de Suiza en República Dominicana, S.E. Rita Hammerli-Weschke, subrayó que la importancia reside en transformar las economías de los países en vías de desarrollo para ser sostenibles sin comprometer su competitividad

Los especialistas coincidieron en que el epicentro de la pandemia está actualmente entre Europa y Estados Unidos, sobre todo, el último para República Dominicana ya que recibimos los principales flujos de turistas y de inversión extranjera. En ese sentido, el economista y embajador de República Dominicana en Suiza, S.E. José Sánchez-Fung, explicó que aunque la dinámica de la macroeconomía en 2022 es difícil de prever con relación a nuestro país, hay que estar pendientes de los incrementos en la tasa de referencia para la política monetaria en Estados Unidos.

Después el punto de vista regional, Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina en Credi Suisse, dijo que en Latinoamérica, las políticas monetarias y fiscales han sido expansionistas y laxas. Elementos que han contribuido a que la economía crezca en la región un 6.5%.

“En Latinoamérica en 2021, las economías nos sorprendieron favorablemente, con un 6.5% de crecimiento, pero probablemente se desacelere mucho con un crecimiento de apenas 1%. La base de comparación va a ser alta, muchos países están retirando el estímulo fiscal, las condiciones no van a hacer muy laxas”.

Las variantes de Covid va a ser uno de los retos que van a enfrentar las autoridades, que tendrán que continuar con una vigilancia activa, al igual que la inestabilidad de Haití, como país vecino, señalo Raúl Ovalle, socio director de ANALYTICA.

“A pesar de nuestro éxito, debemos continuar con el proceso de vacunación para continuar creciendo porque en general, cuando la economía dominicana crece lo hace por largo rato. La situación de Haití también es importante porque nuestra tasa de crecimiento ha sido la mayor de toda la región. En 2021 se ha recuperado de forma bastante robusta y diversificada no solo en sectores sino en empleo”.

Por otra parte, Ovalle añadió que la recuperación de la demanda global y doméstica han impactado los precios, con lo que inflación está por encima del rango meta y del promedio de la región.

“Hacia el cierre del 2022, la inflación estaría convergiendo con el rango meta del Banco Central. La postura de las autoridades sería contractiva y el reto clave es la reactividad de la inversión pública, utilizando las alianzas público-privadas. Esperamos, por ejemplo, que el déficit fiscal retorne a términos precovid y que el retiro de estímulo monetario se base en la prudencia”.

El superintendente de la Superintendencia de Bancos de la República Dominicana, Alejandro Fernandez Whipple, señaló que las autoridades monetarias y financieras dominicanas adoptaron una dotación de liquidez masiva al sistema financiero y que dieron flexibilizaciones regulatorias, sobre todo, con los deudores. Se estableció un periodo de gracia para diferir compromisos crediticios y se extendió hasta marzo de 2021, la constitución de nuevos requerimientos de provisiones.

Fernández dijo que dominicanos confiaron en el sistema manteniendo sus depósitos, honraron sus compromisos financieros, confiaron en el peso y los que están fuera, enviaron remesas récord para el país, que nos ayudaron a enfrentar la situación.

“El peso dominicano se ha fortalecido además de por la confianza generada por el presidente Abinader por el rol de las remesas. El esfuerzo mancomunado ha llevado el barco a puerto seguro. La solvencia de la banca dominicana es superior al promedio de la región y tiene la menor morosidad de la región. El reto es la penetración del crédito privado que sobre PIB es de 29.1%, por debajo del promedio regional”.

En ese sentido, el CEO del banco BHD León, Steven Puig dijo que a pesar de la amenaza del incremento de fletes y de la logística en el comercio, así como el tema de la inflación, los factores positivos tienen más peso.

“República Dominicana tiene muy buenas expectativas. En la banca privada tenemos oportunidad de seguir haciendo eficientes los procesos a través de la automatización. También profundizar en el desarrollo del mercado de capital, con nuevas clases de activos a través de titularizaciones a inversionistas. Las alianzas público-privadas también van a acelerar la recuperación y finalmente la movilización de fondos de multilaterales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × dos =