Puerto Rico y República Dominicana renuevan Alianza Estratégica

Los gobiernos de Puerto Rico y República Dominicana renovaron la firma de la Alianza Estratégica para el desarrollo del comercio, las inversiones y el turismo.

“Tanto Puerto Rico como la República Dominicana tienen retos a nivel social y económico que podemos manejar en colaboración. Además, contamos con recursos y herramientas de éxito que podemos compartir para el beneficio mutuo de nuestros pueblos. Esperamos que este acuerdo continúe reforzando el progreso que los puertorriqueños y dominicanos merecen”, comentó el gobernador Pedro Pierluisi.

Como parte de la Alianza, se mantendrá la Comisión Mixta República Dominicana-Puerto Rico como mecanismo de diálogo, consulta y seguimiento a la Agenda de la Alianza Estratégica. El ministro de Relaciones Exteriores de la República Dominicana y el secretario de Estado de Puerto Rico, Omar Marrero, presidirán la comisión en sus respectivas jurisdicciones.

“La firma de esta declaración conjunta representa un paso de avanzada para fortalecer las relaciones comerciales económicas y los lazos que nos unen con la República Dominicana. Esta alianza estratégica ayudará a fortalecer los sistemas de salud preventivos contra cualquier tipo de epidemia, así como a promover el progreso económico y social, y atraer nuevas maneras de inversión mediante el mecanismo de las alianzas público-privadas; en fin, mantener una relación firme, dinámica y de cooperación mutua con nuestro pueblo hermano”, indicó Marrero.

Se anticipa elaborar mecanismos de sanidad pública de manera conjunta y apoyarse en los programas de ayuda contra la propagación de enfermedades letales. Pierluisi explicó que la Alianza también permitirá incentivar la promoción de la economía de servicio, la manufactura y la semimanufactura; la profesionalización de la agricultura y los servicios de extensión agrícola; la reinserción laboral; así como la promoción de actividades culturales creativas en el turismo y la producción de películas cinematográficas de forma combinada entre Puerto Rico y la República Dominicana.

Por otra parte, ambos se comprometen a impulsar políticas conjuntas transparentes para atraer nuevas formas de inversiones privadas a sus respectivos territorios, lo que incluye asociaciones o alianzas público-privadas, discusiones estratégicas sobre la cadena de suministro y modelos de negocios que podrían traer nuevos esquemas de innovación y administración gerencial, como también tecnologías de punta en las proximidades de sus costas y territorios.

Tanto Puerto Rico como la República Dominicana tienen la intención de fomentar la captación de fondos de inversión pública y privada por medio de instituciones multilaterales, como la Corporación Financiera de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USDFC, por sus siglas en inglés) y otros organismos locales, regionales y extrarregionales de financiación al desarrollo.

Dentro del marco medioambiental, la Alianza promoverá la participación y promoción de programas de producción de biocombustibles —así como la producción de biodiésel, gas de síntesis, la energía eólica, solar y mareomotriz— como el aprovechamiento de fuentes de suministro de gas natural y otras alternativas de energías limpias. Además, se establecerá colaboración con el impulso de proyectos de reciclaje y el aprovechamiento de desperdicios sólidos para mejorar el medioambiente y la salud ciudadana.

En temas de seguridad, tanto Puerto Rico como República Dominicana se comprometieron a promover una mayor y estrecha cooperación con los organismos y agencias de seguridad para facilitar el intercambio de información e inteligencia. De esta manera, buscan resguardar a las instituciones de ambos estados de la violencia juvenil, el secuestro por encargo, el trasiego de armas ligeras, el contrabando de mercancías, las amenazas de organizaciones criminales, el narcotráfico aéreo y marítimo, y otras acciones contrarias a la ley y el orden.

Asimismo, ambos gobiernos se esforzarán en brindar prioridad y trámite expedito en materia de incentivos contributivos o fiscales a las entidades de capital hermano cuando busquen establecerse e invertir en República Dominicana o Puerto Rico. Lo mismo aplicará a las solicitudes de programas de incentivos que promuevan el bienestar económico y social de República Dominicana o de Puerto Rico, cuando el peticionario sea un residente o entidad de estos dos pueblos hermanos.

Por otro lado, se propone establecer una misión comercial multisectorial coordinada por el Programa de Comercio y Exportación (PCE) de la agencia para identificar oportunidades de negocios para las empresas de Puerto Rico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce + ocho =