«El petróleo corre, como corren las aguas en Azua»

Juan Osiris Arias, de 86 años, oriundo de la provincia Azua, le hace un llamado al presidente de la República Luis Abinader, para que preste especial atención en el potencial petrolero que existe en esta comunidad.

“Cuando yo escuché a usted, autorizar una compañía perforadora de petróleo, yo me emocioné, porque yo tengo más de 65 años diciendo el robo, el crimen que se ha cometido robándose el petróleo” expresó Arias.

Asegura que ha visto petróleo en el sector El Higüerito, de Azua “desde que tiene uso de razón”, que el reconocido liquido negro “corre, como corren las aguas”, dice que los habitantes de su comunidad lo utilizan en diferentes quehaceres del hogar.

Juan Arias visitó la redacción del periódico Hoy, para realizar dicho llamado al presidente en vista de que en varias ocasiones, afirma haber visitado al ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, y este no le ha recibido.

Manifestó que es sensato pensar que intereses que están de por medio son los que impiden que esa zona y el país se desarrollen.

“Hay un pozo de gas natural en Azua, en el paraje la Guanabana, yo detecte que hay un pozo de gas natural y eso lo sabe Osiris De León, pero nunca se lo ha dicho al país”.

Indignado por cómo se ha venido manejando el tema del petróleo en Azua, Arias manifestó que renuncia al Partido Revolucionario Moderno (PRM), luego de militar por más de 60 años en el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), y posteriormente pasar a formar filas al PRM.

“Se que mi renuncia no va a tener mucha resonancia, porque no tengo dinero, yo renuncio a ese partido”, anunció Arias.

LA INCANSABLE BÚSQUEDA

En 1872, el geólogo William Gabb reportó la existencia de petróleo en Azua. Catorce años más tarde, José Ramón Abad reseñaba que en Azua había «trasudaciones abundantes de petróleo».

En 1905, la compañía Lancaster & Kreider perforó seis pozos en Azua. El primero, Higüerito I, encontró petróleo a 900 pies de profundidad.

Entre 1920 y 1922, la Compañía de Inversiones Santo Domingo, hizo tres pozos próximos al Higüerito I. Halló pequeñas cantidades de crudo, mientras en 1927 la Compañía Antillana perforó un pozo en Higüerito.

En 1939, la Compañía Petrolera Dominicana perforó el pozo Maleno I, en Azua, donde encontró petróleo. Entre 1943 y 1946, la empresa perforó, sin éxito, otros ocho pozos en el área.

En 1944, la Dominican Seabord Oil Company perforó el pozo Comendador I, en Elías Piña, y en 1946 el Mella I, en Neiba. No se encontraron hidrocarburos.

A final del decenio del 40 del siglo pasado, Trujillo abrió un pozo en Maleno. Entre 1957 y 1958, la Compañía Petrolera Azuana perforó seis pozos en Higüerito y Maleno. Se halló petróleo y gas en dos de ellos.

En 1958 fueron perforados los pozos Villa Isabel, en Monte Cristi, y Licey y Sorpresa, en Santiago, con pobres resultados.

Entre 1958 y 1959, la Compañía Petrolera Dominicana abrió once nuevos pozos en Maleno. Halló petróleo y gas natural en dos de ellos. Perforó, sin éxito, los pozos Mella II, Palo Alto I y Cabritos I en la cuenca del lago Enriquillo.

Entre 1969 y 1970, las compañías Dyna-Ray Recursos Internacionales-Gas y Petróleo Dominicana perforaron siete pozos en Higüerito y Maleno. Se halló gas y petróleo en cinco.

De 1978 al 1982, las empresas Canadian Superior Oil Co, Cariboil y Petrolera Las Mercedes hicieron tres pozos entre Boca-Chica-San Pedro de Macorís, uno en Charco Largo y otro en Comendador, sin resultados satisfactorios.

A finales del decenio del 80, la Mobil Exploration Dominicana, la Petrolera Once-Once y la Maleno Oil Company presentaron las intenciones de exploración petrolera en el país.

El 20 de agosto de 1991, el Senado aprobó el contrato para la exploración petrolera firmado entre el Estado y la firma Mobil Exploration Dominicana, mientras el 27 de agosto del mismo año el Senado ratificó un convenio similar con Once Once. Esta última inició sus perforaciones en 1995 en Güiza, Colón y Pimentel, en el Cibao Oriental. Sólo se ha encontrado gas natural.

La concesión de exploración de Punta Salinas, Baní, fue otorgada a la Mobil Exploration en 1990, la que, a su vez, contrató a Murfin Drilling. Las exploraciones comenzaron en enero de 1996. Fueron desafortunadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + 15 =