Frutas de temporada en mayo

Nunca un frutero almacenó tanta gama de colores. El mes de mayo no solo aúna la mejor temperatura de la primavera, también nos hace tener un frutero cargado de vitaminas y minerales, y ya ni hablemos de que las frutas y verduras de temporada durante el quinto mes del año tiene por colores el rojo, amarillo, verde, naranja…

Aunque podemos encontrar algunas frutas y verduras durante todo el año, es mejor consumir las que son de mayor proximidad y aquellas cuyo mes de consumo más óptimo sea el mes en el que estemos. Por ejemplo, entre las frutas y verduras de mayo se encuentran la zanahoria, espinaca y endibia, pero no la sandía y el melón, por lo que para estas últimas será mejor esperar a que sea su mejor momento.

Estas son algunas de las frutas y verduras de mayo que se encuentran en su mejor momento de consumo:

Albaricoque. El albaricoque es rico en agua (87,6 gramos), vitamina A (26 ug), folatos (5 ug), vitamina C (7 mg), calcio (17 mg) y potasio (293 mg).

El albaricoquero da frutos a finales de primavera y durante todo el verano. El albaricoque no soporta larga conservación porque sigue madurando una vez cosechado (se dice de estos frutos que son climatéricos). Cuando viene de lejos, puedes estar seguro que habrá sido recolectado antes de estar maduro. Además de en recetas saladas, el albaricoque puede encontrarse en tartas y bizcochos.

Cereza. Esta fruta es rica en agua (83,7 gramos por cada 100 gramos), vitamina A (3 ug), folatos (8 ug), vitamina C (8 mg), calcio (16 mg) y potasio (255 mg). La cereza, o picota, llega con el calor y tiene una temporada bastante corta, entre mayo y julio. Las cerezas del Jerte son muy populares en el país y tienen una denominación de origen protegida (DOP). España es uno de los países que más cerezas produce y exporta en el mundo.

Fresa. Esta fruta es una buena fuente de agua (89,6 gramos por cada 100 gramos), vitamina C (60 mg), calcio (25 mg), potasio (190 mg) y magnesio (12 mg), entre otros.

Según los expertos de Soy de temporada, los fresales florecen desde finales de invierno hasta comienzos del verano, y sus frutos maduran durante toda la primavera hasta finales de verano. Es considerada como la fruta afrodisíaca por excelencia, no sólo por su color rojo pasión y su forma de corazón, sino porque sus propiedades favorecen la circulación sanguínea y el deseo carnal.

Frambuesa. Son una buena fuente de agua (84 gramos de cada 100 gramos), vitamina C (25 mg), potasio (220 mg), calcio (22 mg) y potasio (220 mg).

Sus fitonutrientes disminuyen el estrés oxidativo y la inflamación de las células y favorece la salud ocular y de la piel. Además, su contenido en ácido fólico la hace recomendable para las embarazadas, también ayuda a controlar la diabetes y mejora los síntomas alérgicos y de asma.

Aunque en mayo se pueden ver las primeras frambuesas, los mejores meses para disfrutarlas de temporada son entre julio y octubre. Al tratarse de una fruta muy delicada y perecedera, es conveniente guardarla en un envase llano, sin amontonarla, y consumirla lo antes posible.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − cuatro =