Bomberos forestales llaman a una mayor conciencia de la población para evitar incendios en los bosques

Los responsables del Programa Nacional de Manejo del Fuego, del Viceministerio de Recursos Forestales, llamaron a la población a seguir desarrollando su nivel de conciencia sobre la necesidad de evitar los incendios que dañan los bosques y, por lo tanto, tienen un impacto directo en la biodiversidad y todo el sistema hídrico de República Dominicana.

Durante una reunión de evaluación con el ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Miguel Ceara Hatton, el viceministro de Recursos Forestales, José Elías González, y los responsables del Programa Nacional de Manejo del Fuego, Gerónimo Abreu Abreu y Jimmy Abreu Collado, repasaron las lecciones aprendidas durante este 2023, un año con una marcada sequía y en el que se registraron más de 850 incendios forestales.

En la reunión participaron, Erasmo Pichardo, director nacional de las Oficinas Provinciales de Medio Ambiente, y Hugo Abreu, director de Gabinete del Despacho del ministro de Turismo.

Los datos apuntan a un registro de 146 incendios en La Vega y 109 en Dajabón. Además, 47 en San Juan y 33 en Azua, siendo las provincias con la mayor afectación de tareas.

“En los incendios forestales son variables importantes la temperatura, la humedad y la velocidad del viento”, recordó Abreu Abreu, quien observó que los bomberos están verificando variaciones en el comportamiento de los incendios forestales, matizados por bosques que, durante el 2023, al igual que en otros años de sequía prolongada, experimentaron un mayor estrés hídrico.

Los bomberos realizaron observaciones respecto a, por ejemplo, cambios palpables en zonas montañosas, como una presencia de mosquitos en zona en la que no se le veía tradicionalmente, lo cual presumen que se asocia al aumento de las temperaturas.

También observaron la expansión desmedida de la yaragua, que además de actuar como un combustible durante un incendio, en su época de verdor dificulta que las semillas de los pinos toquen tierra y se expandan en forma natural.

“Todo esto muestra que el clima está cambiando en nuestras montañas y esto es bueno que los dominicanos y las dominicanas lo sepan, para que hagamos mayor conciencia de la necesidad de evitar la propagación de los incendios forestales”, indicó Abreu Abreu.

Observó que durante el 2023 los incendios forestales estuvieron relacionados con la agropecuaria en un 68 %. Un 6 % fueron intencionales, un 1 % se produjo por descargas eléctricas y un 13 % por caída de cables, quema de solar, quema de alambres o actuación descuidada de los denominados “colmeneros”.

Los bomberos recomiendan a la población: evitar el uso del fuego en la preparación de terrenos agrícolas, abstenerse de utilizar fuego en zonas boscosas, limitar el uso de fuego a las áreas establecidas dentro de las zonas de acampar e informar a las autoridades en caso de detectar la presencia de humo.

Fuente: Presidencia.gob.do

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − 1 =