“Kooza”, un reto a la capacidad física de los artistas de Cirque Du Soleil

Cuando se va a hablar de un espectáculo del Cirque Du Soleil los adjetivos como altisonante, mágico, impresionante, no son capaces de definir lo que vive el que tiene la oportunidad de disfrutarlo.

Esto porque la capacidad física de los artistas que forman parte de “Kooza”, de este grupo circense afincado en Canadá, muestran unas capacidades sencillamente extraordinarias.

Este montaje inició este fin de semana su serie de presentaciones en su carpa instalada en Punta Cana, este de República Dominicana, y se mantendrá hasta el próximo 10 de abril, en funciones de viernes a domingo.

El show inicia con el personaje llamado el Inocente, que intenta hacer volar una cometa, sin lograrlo, como si buscara la ilusión, la magia que debe tener la vida, algo que con lo maravilloso de este montaje, irá logrando.

Los números tradicionales del circo, como equilibristas, payasos o malabaristas, se ubican en este espectáculo a otro nivel, llegando a extremos de destrezas que sorprenden al espectador más exigente.

A las capacidades físicas se añade la creatividad para la realización de los artefactos en los que se realizaron las acrobacias, excepcionales obras de ingeniería.

Aunque cada uno de los números tuvo su destaque, los acróbatas que realizaron las maniobras en una pieza giratoria, fue el momento más extremo.

Con un completo control de la física, el gran artefacto era movido por los mismos artistas, quienes realzaron unas maniobras capaces de quitar la respiración a la audiencia, que aplaudió cada uno de los momentos de “Kooza”.

El espectáculo estuvo además, matizado por la música en vivo de una banda de instrumentistas y una cantante, capaces de poner emoción a los momentos que vivían los artistas circenses.

Esta producción, dirigida por David Shiner, fue estrenada el 19 de abril de 2007 en Montreal, Canadá. El espectáculo, que ha sido disfrutado por alrededor de 7.5 millones de personas, explora temas como la soledad y lo sagrado reuniendo dos tradiciones circenses: las actuaciones acrobáticas y el arte de los payasos.

Con 50 artistas de piso, Kooza tiene una colorida mezcla en la que se destaca el humor más bufonesco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + once =