Proyecto de agricultura familiar inversión de US$220,000

Para los pequeños productores de agricultura familiar, el turismo puede convertirse en una estrategia para integrarse en la cadena de valor a través de la comercialización de productos libres de químicos.

Así lo indica el representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Roberto Castañeda, quien señaló que el 85% de los alimentos de la canasta básica son producidos en República Dominicana. De ese monto, el 93% pertenece a negocios que desarrollan la agricultura familiar.

Proyecto de Agricultura familiar tendrá una Inversión de US$220,000Para fortalecer estos pequeños actores, la FAO junto al Ministerio de Turismo invierten US$220,000 (RD$12.1 millones) en el proyecto “Inclusión de mujeres, jóvenes y asociaciones de pequeños agricultores a la cadena de valor del sector turístico”, durante un año y siete meses.

El proyecto agrícola busca insertar a los agricultores de Samaná, Pedernales y Montecristi en la cadena de valor de la industria turística. “Este enfoque permitirá la comercialización de productos agroecológicos en los hoteles, siendo el kilómetro cero un punto de partida para disminuir los conservantes y químicos utilizados en los alimentos”, explicó.

Para el ministro de Turismo, David Collado, República Dominicana tiene el desafío de reconstruir este sector de manera sostenible, justo y que promueva destinos con estilo de vida más robustos. “El fortalecimiento de la agricultura familiar impulsa a los agricultores a la formalidad laboral y genera más empleos que dinamicen la economía dominicana”, aseguró.

El proyecto insertará en el mercado de bienes y servicios de forma competitiva a las comunidades rurales como parte del plan de recuperación turistica.

Cambio de paradigma
Después de superar los efectos de la pandemia, los viajeros se han inclinado a vacacionar en lugares emergentes que cuiden el medio ambiente. Ante este cambio de modelo, la directora de iniciativas turísticas, Yirah Vermenton, afirmó que el turismo debe ser un modelo regenerativo. “Después del coronavirus, el sector no espera ser un modelo sostenible, sino que cree las condiciones fértiles para que los pequeños negocios y emprendedores prosperen”, expresó.

Mientras, el presidente de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores), Rafael Blanco, indicó que el sector turismo compra por un valor de US$870 millones anuales de alimentos.

“Nosotros hace 20 años comprábamos el 25% de productos importados y el 75% de productos locales. Ahora, el 90% son alimentos locales, porque queremos fortalecer el campo dominicano y mejorar la calidad de los productos que se ofrecen al turista”.

Saber más: COMERCIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − seis =