El impacto económico de la industria audiovisual

La producción de contenido audiovisual, que incluye la televisión, la radio, la animación y los podcasts, tiene un potencial enorme por su habilidad de exponer de manera masiva el talento local y por su efecto multiplicador en la economía. Las empresas audiovisuales se venden servicios entre sí, a nivel nacional e internacional, venden servicios al cliente y, además, son generadoras de propiedad intelectual, la cual sigue generando réditos aun cuando la producción haya finalizado.

El octavo capítulo de la publicación Dominicana Creativa: Talento en la economía naranja trabaja la idea de la televisión y la radio como uno de sectores que se ha convertido en núcleo que gira alrededor de una nueva visión, que valora cosas que no se pueden tocar, que no se ven, pero que impulsan grandes ondas transformadoras.

Junto a la televisión y la radio están el cine, la fotografía, la publicidad, el diseño, la arquitectura, la moda, gestión cultural, artesanía, la gastronomía y tecnología. Esta última, herramienta necesaria para la radio y televisión, aunque en múltiples casos “los avances tecnológicos van delante de la implementación”, como bien señala Charles Sánchez, presidente de Sertelsa, en el debate Dominicana es Creativa: Audiovisuales.

“La tecnología en el país está muy bien, pero hay que pensar también en el uso que se le está dando a esa tecnología a través del contenido. ¿Para qué se está usando esa tecnología?”, cuestiona Reynaldo Infante, CEO de World Voices.

La autora del capítulo de audiovisuales del proyecto es la productora de televisión y espectáculos Edilenia Tactuk, cuyas reflexiones sobre la historia de los medios en el país, su crecimiento y retos a futuro se resumen en este artículo.

La industria de la radio y televisión
Color Visión, Telemicro, Antena 7, Telesistema y CDN están posicionados en el ranking que mide el prestigio corporativo en República Dominicana como empresas admiradas del sector comunicación, según un informe del 2020 de la Revista Mercado. Estas empresas junto a Teleantillas, Canal 4 y Telecentro se unen a 44 canales UHF, 60 canales vía cable y más de 100 compañías operadoras que a su vez acogen entre dos o cuatro canales locales en sus ciudades. Si se hace la sumatoria los números impresionan.

Podría estar cerca de más de 200 canales regionales, 48 canales VHF y UHF que junto a las 381 estaciones de radio en AM y FM son el soporte de miles de puestos de trabajo. En el nuevo tiempo, el 95% de la población tiene uno o dos televisores en su casa y se están produciendo dos mil 688 horas de contenido diario, de acuerdo a un estudio realizado por Johnny Matos de Omnicom Media Group.

En la actualidad hay una programación con una alta dosis de programas de opinión y una menor inversión en espacios para entretenimiento, todo lo contrario a las experiencias exitosas de décadas anteriores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

siete + quince =