Fin de semana largo: seis lugares para desconectar

¿Para dónde vas a desconectar en el fin de semana largo? Cambiar de aire, dormir en otra cama, comer otra comida, ver el amanecer o el atardecer desde otro lugar… son sensaciones que nos desconectan de la monotonía del día a día y nos permiten relacionarnos con nosotros mismos y nuestros seres queridos.

Con motivo de que el próximo fin de semana en República Dominicana se unen dos días feriados y se hace un súper fin de semana largo, la amante de la adrenalina Keila Rodríguez (@theadrenalinetraveler) comparte con Diario Libre una lista de lugares donde puedes ir solo, con tu pareja, con amigos o con tu familia y desconectar del ruido, los olores y la vista de la ciudad; o disfrutar de un ambiente acogedor donde el ser más importante eres tú.

No es un mito que irse a una casita al campo, tomar café, comer rico, hablar con una abuela, pisar descalzo el suelo, sentir el aire y meditar combaten cualquier estrés, renuevan y refuerzan el espíritu y la energía. Te proponemos algunos lugares que te transportarán a otra realidad:

1. Casa Paraíso en las Galeras Samaná

Este lugar, según la aventurera, es un verdadero paraíso terrenal. Con habitaciones memorables donde se nota la atención en cada detalle y con toda la libertad y espacio para disfrutar de la naturaleza.

@casaelparaisord está ubicado en La Guazuma en las Galeras, Samaná. Pueden llegar en cualquier tipo de vehículo, la casa queda en un alto y por tal razón no tiene playa, pero próximas quedan playa Las Galeras y playa Rincón, entre otras.

“El costo varía por habitación y época. Para ver los precios, disponibilidad y reservar deben entrar a la aplicación de Airbnb, ahí ponen en la dirección Las Galeras y les saldrán muchas opciones, las que dicen “Casa el paraíso” son las habitaciones disponibles en la casa, no se desesperen, busquen que ellas están ahí”, comenta Keila.

Entre los atractivos del lugar puedes disfrutar de una de las mejores vistas que tendrás en tu vida, ya sea desde la habitación o desde el área de la piscina y el comedor. Otro plus de este hermoso lugar es que te permite desconectarte, disfrutar un rico baño en la piscina o pasar un buen rato hablando con quien has decidido compartir el viaje. En esta casa solo aceptan adultos.

2. Campito Loving en Higüey

“Literal, si quieres esa sensación de casa en el campo, incluyendo el sazón especial en la comida, este es tu lugar. Bono mega Plus: escuchar las historias de Doña Mechy”, afirma la aventurera.

@campitoloving queda en Higüey. Es una casa que pone al servicio del público varias habitaciones. Keila en su visita eligió la habitación llamada “Family Matters”. Según explica, no tiene aire acondicionado y está ubicada en la parte antigua de la casa. El costo que pagó por la noche fue 160 dólares por dos adultos y dos niños e incluyó el desayuno.

“En la habitación siempre hay luz, agua caliente y todo es muy cómodo, hay dos opciones de habitaciones con aire y TV”, explicó.

Hay piscina, muchas áreas verdes, varias terrazas y encantadores rinconcitos de relajación y esparcimiento. Hay libros para leer, un espacio con juegos de mesa para los niños, muchos perritos risueños, pero, sobre todo, hay mucha tranquilidad, hasta la música que ponen en la noche para la cena da paz.

Sin embargo, Keila asegura que lo que hace especial este lugar es su pasado y su presente. Gracias a Doña Mechy y su esposo te sentirás parte del lugar, escucharlos a ellos hablar de la historia de la casa es como coger una clase de historia con ‘cocaleca y refreco’.

Al hablar de la comida, es como sentir que la prepara tu mamá (claro, si tu mamá cocina bueno), cada plato tiene ese toque de hogar, de amor y de buena comida. En conclusión, Keila recomienda este lugar si buscas un espacio para un retiro o para estar más integrado con los tuyos.

3. El Valle Lodge en Samaná

“Siempre me quedaré corta con los atributos de mi querida Caro, hostess de @elvallelodge. En medio de muchos árboles están las casitas ecológicas más lindas y acogedoras y, bueno, la comida de Caro es otra cosa”, afirma Keila.

Este lugar cuenta con 9 habitaciones a un precio de US$150 la noche por habitación (2 personas). Hay varios tipos de habitaciones, cada una con algo especial que la distingue. La tarifa incluye desayuno. Al visitar este lugar te sumerges en la naturaleza sin perder la acostumbrada comodidad y experimentando un servicio especial y hogareño.

Para la aventurera, una de las mejores cosas que disfrutarás en este bello lugar es la comida ya que, aparte de hacerte sentir en casa, Caro se asegura de alimentarte con platos que te gusten, pero con su toque personal. Además, el ambiente del lodge es un equilibrio perfecto entre calma y libertad.

A unos minutos de distancia, caminando, se llega a la Playa El Valle. Otro de los beneficios de visitar este lugar es que los anfitriones se encargan de prepararte paseos por la zona. Y si necesitas estar comunicado, tranquilo tienen wifi, agua caliente y las camas son súper cómodas.

4. Eco River House en el cañón del Río Chavón, La Altagracia

Este lugar es un eco-glamping con una magia única. Si buscas desaparecer, alejarte, sentir la calma, la tranquilidad y la magia de la naturaleza te invitamos a que visites este espacio.

En una publicación en su cuenta de Instagram, Keila aseguró que este lugar es muy especial y así lo sientes desde que llegas. “Quisiera que se quede así pa’ siempre y que quienes decidan ir entiendan, desde antes de llegar, que es un lugar lleno de magia”.

@ecoriverhouse es una casa que sus dueños han abierto para brindarle al público una experiencia de desconexión sin igual. “Fueron 24 horas de inmersión en la naturaleza, desconexión total y literal, buenas conversaciones, buena música, excelente comida, servicio amoroso y de corazón”, compartió Keila.

5. Platón Ecolodge en Barahona

Este lugar es el combo de un hospedaje perfecto para desconectar. Al describir el espacio Keila explica que es una villa mágica de cuentos en medio de una jungla.

Este no es un hospedaje para “conocer Barahona”. Cuando decidas hospedarte en @platonecolodgedebes hacerlo con el objetivo de disfrutarlo: primero porque no hay necesidad de salir y segundo porque queda retirado del pueblo y muy adentro de las montañas.

Pero en este lugar podrás acostarte con el sonido de una cascada y despertarte cuando el espíritu quiera porque realmente no hay absolutamente nada que te vaya a interrumpir ese rico y profundo sueño.

“Lo que más me sorprendió es que vives todo esto en un ambiente totalmente cómodo, limpio, con unas atenciones de primera y una oferta gastronómica amplia y deliciosa. El clima de por sí es fresco, pero las habitaciones tienen aire acondicionado, te bañas con agua caliente y te acurrucas por las noches en unas camas deliciosas. ¡Un hospedaje mágico!

En este hotel hay varios tipos de habitaciones, las cuales están divididas en áreas dentro de todo el complejo. Cada área con su propia terraza, patio y piscina.

Para quienes no son tan ecológicos, Platón tiene una buena dosis de naturaleza sin “sacrificar” lo que muchos llaman comodidad.

6. Hotel Alto Cerro en Constanza

Es el tipo de lugar que solo por quedarte en el hospedaje vale la pena ir, así lo describe la influencer de viajes, Keila Rodríguez. “Quedé con ganas de volver a Constanza y simplemente disfrutar más de esta hermosa, bien cuidada y utilizada propiedad de Alto Cerro”.

Este hotel tiene diferentes tipos de habitaciones entre ellas una tipo apartamento, muy adecuada para familias. Tiene cocina, comedor, sala, balcón, dos habitaciones, un baño. Súper limpias y cómodas.

El costo por el hospedaje incluye un rico desayuno, pero tienes el acceso a un restaurante con un amplio menú donde puedes comer, cenar y pedir para que te la lleven a la habitación.

El @hotelaltocerro cuenta con un área en la parte trasera verde, inmensa, abierta, con canchas, columpios, zipline, mesas de juego, caballos, áreas de acampar… “Fue para nosotros lo más especial de quedarnos aquí, y es precisamente por esta área que queremos volver a hospedarnos y no salir de ahí”, afirmo Keila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × 4 =