Cuevas + Espeleología

Los primeros habitantes de República Dominicana dejaron restos de su presencia en la isla en las numerosas cuevas donde una vez se refugiaron y practicaron rituales. Hoy en día, aventurarse dentro de estas cámaras marcadas con petroglifos y pictografías es una experiencia realmente emocionante. Desde cuevas con fácil acceso a expediciones estilo Indiana Jones, hay una cueva para todos los gustos. Al sureste del país, el Parque Nacional Cotubanamá cuenta con cuevas salpicadas de lagunas de agua dulce color esmeralda. En las afueras de Santo Domingo, el Parque Nacional Los Tres Ojos, ofrece una caminata fácil hacia el paraíso de una de las cuevas subterráneas más grandes del país, las cuales están unidas por una serie de lagunas.

Cerca de La Romana, la Cueva de las Maravillas presume de sus cientos de pictografías taínas, y en Cap Cana, Scape Park te lleva a descubrir los túneles de la Cueva de Iguabonita con sus impresionantes formaciones de piedra caliza. El Parque Nacional de Los Haitises, en Samaná, alberga cuevas a las que solo se puede acceder por el mar y cuentan con un gran número de pictografías. El destino de espeleología para los más aventureros es sin duda la Cueva Fun Fun porque no tendrás más remedio que realizar rapel hasta su entrada. Las cuevas menos visitadas, pero más impresionantes, están al suroeste del país, incluyendo El Pomier y Las Caritas de los Indios.

Hay una cueva para cada edad y nivel de condición física.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce − 10 =