República Dominicana da impulso final a su valla fronteriza con Haití

El Presidente Luis Abinader anunció a principios de este año que el proyecto estaría terminado en dos años, y los últimos acontecimientos en Haití no han hecho más que aumentar su preocupación por la inseguridad en ese país. Las relaciones entre los dos vecinos han sido históricamente difíciles, marcados por la xenofobia.

Tras la agitación política de las últimas semanas en Haití, la República Dominicana sigue adelante con sus planes de construir una valla a lo largo de su frontera con Haití, que se extiende por unas 236 millas (376 kms) .

El presidente Luis Abinader anunció el proyecto a principios de este año y dijo que la barrera ayudaría a frenar la inmigración ilegal, las drogas y el flujo de vehículos robados entre los dos países, que comparten la isla La Española. Abinader prometió que estaría terminada en dos años, aunque todavía no se han hecho públicos los detalles del presupuesto.

En su intervención ante la Asamblea General de las Naciones Unidas la semana pasada, Abinader expresó su gran preocupación por la inseguridad en Haití tras el asesinato del presidente Jovenel Moise el 7 de julio.

«Desde que asumimos el poder, hemos venido anunciando la posibilidad de que la situación haitiana pueda desbordar las fronteras de ese país, incidiendo como un factor de inseguridad en la región», dijo. «De ahí, la necesidad de que esta comunidad de naciones asuma con urgencia y de una vez y por todas, la crisis haitiana como una de altísima prioridad y de permanente seguimiento», añadió.

Los disturbios políticos, el aumento de la violencia y los secuestros han agravado una situación económica ya de por sí grave en Haití.

Abinader pidió una acción «urgente» de la comunidad internacional para ayudar a Haití. «Ante la división actual que existe entre el liderazgo haitiano, y la peligrosa presencia de bandas criminales que controlan una buena parte de su territorio, los haitianos por sí solos no podrán pacificar su país y mucho menos garantizar las condiciones para establecer un mínimo de orden», dijo.

¿Cuáles han sido los logros y desafíos de Luis Abinader a un año como presidente de República Dominicana?
El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, se reunió el martes en Washington con el Ministro de Asuntos Exteriores dominicano, Roberto Álvarez, aunque no se reveló la naturaleza de las conversaciones. Blinken aplaudió algunas de las reformas emprendidas por la República Dominicana «para alentar una mayor transparencia y fomentar el estado de derecho», en referencia a los muy publicitados esfuerzos de Abinader para atajar la corrupción.

«Por supuesto, tendremos la oportunidad de hablar de Haití y de lo que podemos hacer juntos para ayudar a encontrar soluciones duraderas a los retos a los que se enfrenta el pueblo haitiano,» agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × tres =