Mercedes-Benz CLS

Mercedes-Benz CLS

Discreto e ingenioso

Mercedes-Benz ha retocado el CLS, el pionero coupé de cuatro puertas creador de un nuevo segmento, y lo ha hecho aún más irresistible. La gama se extiende por abajo y ahora el modelo de acceso es el CLS 280 con su sofisticado motor V6 de 231 CV de potencia. Por arriba, la gama culmina con el CLS 63 AMG con un V8 AMG de 6,3 litros de cilindrada y 514 CV que ahora monta llantas AMG de aleación de 19 pulgadas y un escape deportivo AMG.

De relevancia

El resultado de la reestilización del CLS puede definirse como discreto pero ingenioso. Por delante, lo que más salta a la vista es la calandra, con dos lamas en lugar de las cuatro del anterior modelo. La rejilla tridimensional que recubre las tomas de aire aumentan la impresión de aplomo y da un mayor énfasis a la anchura del coche. Los retrovisores han aumentado su superficie un 32% y llevan ahora los intermitentes con LED en forma de flecha. Visto por detrás, en el parachoques domina la sección central horizontal situada más abajo. En combinación con un nuevo diseño de los grupos ópticos traseros, aumenta la sensación de anchura, que se ve reforzada también por las salidas trapeciales de escape, sustituyendo a las anteriores ovaladas. En el interior resalta el volante multifunción de tres radios, un cuadro de instrumentos con relojes de esferas en blanco y negro contrastadas y nueva madera de recubrimiento. También se ha modificado la pantalla y funciones del navegador-lector de DVD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + 6 =