BMW X5

BMW X5, ningún fallo

Mas de 580 000 unidades vendidas en el mundo

El X5 tiene una carrocería de tipo todo terreno y un sistema de tracción total aunque su capacidad para circular por zonas abruptas es limitada. En asfalto destaca sobre otros coches con este tipo de carrocería por su estabilidad y facilidad de conducción; no es de los más cómodos.

El X5 año modelo 2007 es de mayor tamaño que la generación anterior. Mide 4.854 mm de largo (187 mm más), 1.933 de ancho (61 mm más) y 1.766 de alto (54 mm más). La longitud es semejante a la de un Subaru Tribieca; es mayor que un Mercedes-Benz ML o un Porsche Cayenne y menor que un Audi Q7.

La mayor diferencia funcional respecto a la gama anterior es la posibilidad de llevar tres filas de asientos 1.775 ó 2.390 € en función de la versión, con siete plazas en total. La tercera fila de asientos no tiene un acceso cómodo; tampoco resultan confortables para personas de más de 1,70 m ni en desplazamientos largos.

Cuando se usan las tres filas de asientos, el volumen del maletero es 200 l; es un volumen semejante al de coches como un Citroën C2, y lo normal en un todo terreno de siete plazas dado su tamaño: un Jeep Commander (que es 67 mm más corto) o un Audi Q7 (que es 232 mm más largo) tienen 170 y 330 l respectivamente.

El volumen del maletero, con la tercera fila de asientos plegada, es 530 l. En las versiones de cinco asientos, el volumen del maletero aumenta hasta 620 l por un hueco de 90 l que queda bajo el suelo. Si se abaten los asientos de la segunda fila, queda una superficie plana y un volumen de 1.750 l.

Está a la venta con cuatro motores distintos, dos de gasolina y dos turbodiésel. Los de gasolina son un seis cilindros en línea con 272 CV (3.0si, 56.100 €) y uno de ocho cilindros en V que da 355 CV (4.8i, 73.900 €), ambos atmosféricos.

El Diesel menos potente tiene seis cilindros dispuestos en línea y da 235 CV3.0d, 57.600 €. Desde septiembre de 2007 puede tener el Diesel con doble turbo en serie de 286 CV 3.0sd; 60.600 € que también lleva el BMW X3. Con este motor, el X5 tiene unas prestaciones notables pero destaca sobre todo por lo poco que gasta. De hecho, el consumo medio homologado es menor que el del BMW X5 3.0d 235 CV. Un Volvo XC90 D5 (185 CV) gasta lo mismo que este BMW de 286 CV.

Además, el resto de los motores del X5 año modelo 2008 tienen diversas mejoras para reducir el consumo y, en el caso del 3.0d, mejorar también algunas prestaciones.

El X5 3.0d de 235 CV tiene, actualmente, la versión más potente del motor Diesel de tres litros de cilindrada y un único turbocompresor; es básicamente el mismo que llevan, con menos potencia, el 330d, el 530d o el 730d.

El BMW X5 3.0si tiene el motor de gasolina de seis cilindros y 3,0 l de cilindrada en versión de 272 CV. Las versiones menos potentes de este motor ya daban un resultado muy bueno (en el 330i, por ejemplo). Como otros motores de BMW con distribución de tipo Valvetronic, el consumo de este motor es muy bajo.

Todas las versiones tienen de serie una caja de cambios automática de seis velocidades. Con esta caja, pocos usuarios echarán de menos una manual en carretera y, menos aún, en campo.

Entre los todo terrenos que pueden tener siete plazas, el BMW X5 3.0d es el segundo más costoso el primero, y con mucha diferencia es el Mercedes-Benz GL 320 CDI. Por un poco menos de lo que cuesta el BMW está disponible el Audi Q7 3.0 TDI. El más asequible es el Jeep Commander 3.0 V6 CRD que cuesta casi un 30 por ciento menos que el Audi o el BMW.

La calidad del X5 es muy buena y no hemos encontrado ningún fallo reseñable, excepto en el recubrimiento de aspecto metálico que hay en la base de la palanca del cambio. Por lo demás, los materiales parecen de gran calidad, los ajustes son correctos y el tacto de los mandos es bueno.

El precio base del X5 puede incrementarse notablemente si se incluyen algunas de las opciones disponibles en la lista de equipamiento. Precisamente, la cantidad y el tipo de equipamiento que puede llevar este BMW es un elemento diferenciador.

Por ejemplo, la versión de pruebas que hemos tenido incluía elementos como la proyección de información en el parabrisas, navegador, un programador de velocidad que controla los frenos, techo panorámico de cristal practicable, cámara trasera para facilitar las maniobras cuya imagen se combina con lo que detectan los sensores de ultrasonidos , faros de xenón con iluminación adaptativa y conexión-desconexión atomática de las luces largas o televisión hasta completar unos 26.000 € en opciones.

Otras opciones disponibles son la dirección activa, el sistema Adaptive Drive que controla el balanceo de la carrocería, un climatizador de cuatro zonas, diversos tipos de asientos o cerraduras automáticas y arranque sin llave.

BMW ha modificado el sistema de manejo iDrive dotándolo de ocho botones programables, cada uno de ellos para acceder directamente a la función que elija el conductor. Son un complemento adecuado al sistema ya que permiten programar destinos en el navegador, teléfonos de llamada directa o emisoras de radio. La pantalla de este sistema es nueva, tiene ajuste de brillo automático y una superficie menos reflectante

En el equipamiento de seguridad de serie hay seis airbags, tensores de emergencia en los cinturones de las dos primera filas de asientos, limitadores de tensión en los asientos delanteros y argollas Isofix en los asientos de la segunda fila.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − seis =