“De aquí y de allá” identidad caribeña encuentro de artistas

“De aquí y de allá”: la identidad caribeña en un encuentro de artistas boricuas y dominicanos

La exposición está abierta hasta el 31 de agosto en el Museo de las Casas Reales.

Es una colaboración entre la Cámara de Representantes de Puerto Rico y la Cámara de Diputados de República Dominicana.

De Aquí a Allá Hermandad Entre Dominicanos y BoricuasLa hermandad entre la República Dominicana y Puerto Rico, países que se separan por 382 kilómetros (237 millas) bordeados del mar Caribe, está marcada en la historia, la política, la música, el deporte y la cultura.

La identidad caribeña y sus desafíos ha quedado plasmada para la posteridad en las artes plásticas gracias al trabajo de grandes artistas borinqueños y quisqueyanos y de otros países antillanos.

Como una manera de seguir estrechando los lazos culturales se dio formal apertura a la exposición «De aquí y de allá» hasta el 31 de agosto en el Museo de las Casas Reales.

La muestra es organizada por la Cámara de Representantes de Puerto Rico en la persona de su presidente Rafael (Tatito) Hernández Montañez y la Cámara de Diputados de República Dominicana, encabezada por su presidente Alfredo Pacheco.

En el acto inaugural al que acudieron artistas, políticos y gestores culturales de ambos países se le otorgó a Alfredo Pacheco la Medalla Ricardo Alegría que se entrega en honor a Ricardo E. Alegría (1921-2011), un prestigioso arqueólogo e historiador puertorriqueño quien fue el primer director del Instituto de Cultura Puertorriqueña.

Pacheco la recibió en medio de la sorpresa.

Un acto recíproco

En febrero de este año, en el Capitolio de la «Isla del Encanto» se exhibieron importantes piezas de lo mejor del arte boricua y dominicano. Seis meses después, la delegación criolla hace de anfitrión.

El presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, elogió esta iniciativa que reúne a 20 artistas caribeños.

«Es bueno resaltar que este mismo encuentro se hizo recientemente en Puerto Rico con el auspicio de la Cámara de Representantes de ese país. Quisqueya devuelve el gesto para fortalecer los lazos culturales», expresó Pacheco.

“Nos sentimos muy contentos. Sabemos que las culturas de RD y PR tienen mucha identidad y con este tipo de encuentros nosotros tratamos de enlazar”, dijo el legislador a Diario Libre.

En tanto que el presidente de la Cámara de Representes de PR, Rafael Hernández Montañez, resaltó que hay una relación formal entre ambas Cámaras. Comenta que en su tierra están fomentando que los artistas puedan utilizar las plazas gubernamentales como la Galería Tous Soto, donde se exhibió «De aquí y de alla».

“Tenemos planes de llevar la muestra un poquito más allá y seguir resaltando nuestras raíces”, dijo el político conocido como Tatito Hernández.

Considera que la dinámica de la exposición es el tema social. “Esto es parte de una agenda educativa y sociocultural”.

«Cuando hablamos de aquí y de allá, que es el título de la exposición que nos ocupa, hay un juego de palabras que realmente apuntan a un legado común. Todos son artistas (de la muestra) con discursos maduros y con historias que han merecido sus lienzos o sus pedestales. Algunos ya no están con nosotros, pero permanecen vigentes y atemporales con las obras que nos legaron», fueron sus palabras al dirigirse a los invitados.

Veinte artistas dominicanos y puertorriqueños

La «Isla del Encanto» está representada en esa exhibición por las obras de Marcos Alegría, Diógenes Ballester, Jesús -Chuito- Cardona, Dafne Elvira, Carmelo Fontánez, Felipe Jiménez Marcell, Dennis Mario Rivera, Nora Rodríguez Vallés, Jorge Romero y Rafael Tufiño.

De los artistas dominicanos lo encabezan las piezas de Enriquillo Amiama, Ada Balcácer, Carlos Hinojosa, Mirna Ledesma, Miguel Núñez, Manuel Nina Cisneros, Ramón Oviedo, Cristóbal Rodríguez, Rosa Tavárez y Alberto Ulloa.

El laureado artista Marcos Alegría, director de Cultura de la Cámara de Representantes de PR, tiene entre sus pinturas una que aborda la desigualdad social vista desde la situación migratoria, aquellos que cruzan los mares en viajes ilegales.

«Muchas veces la vida de los artistas se ofrecen a modo de oráculo para ver con mayor claridad el presente para valorar o revalorar el pasado y disipar las potencialidades del futuro», expuso Alegría en su intervención.

Otra creación que invita a ser analizada es «Mar de ancestros III», de la artista Nora Rodríguez Valles, creada en acrílico sobre tela, de 36″ x 24″ pulgadas.

Una franca división en el cuadro con figuras humanas caminando hacia adelante y otros parados con firmeza, un bote y el horizonte dan una explicación del camino recorrido para forjar lo que somos.

Una de las obras nacionales que saltan a la vista es «Virgen de la Altagracia» de Mirna Ledesma. Es una reproducción fiel a la pintura original de Clara Ledesma autorizada por Galo Ledesma Terrazas.

Los trabajos de Enriquillo Amiama, reconocido maestro de la pintura dominicana, se exhiben en la muestra. De sus pinturas puede apreciarse «Van Gogh y la razón contenida» (2008) de 40″ x 40″ pulgadas.

La describe como una pieza contemporánea donde hace uso de colores fuertes, utiliza collage en la técnica mixta sobre tela. Otro toque original es una frase escrita en la parte superior del cuadro.

Amiama, quien recientemente presentó su XXI exposición individual con una retrospectiva que abarca sus inicios en el 1982 hasta el año 2022 en el Museo de Arte Moderno (MAM), se mostró agradecido sobre participar en «De aquí y de allá».

Dijo que el curador y gestor cultural dominicano Juan José Mesa lo invitó a participar debido a los lazos culturales que mantienen en las citadas naciones. Expuso en PR y volvió a hacerlo en esta exhibición.

En ese tenor, Mesa, quien además de curador de arte se desempeña como director del Centro de Estudios de Arte Caribeño de RD, se sintió honrado de colaborar con Rubén Moreira (curador de la parte boricua).

Para el gestor cultural, se abren las puertas de futuras y merecidas exposiciones.

«Los artistas coinciden en una reflexión sobre nuestra identidad. Simiente necesaria para generar un paralelo de propósitos y discursos, mucho más allá de los intereses comunes, el fortalecimiento de nuestro arte y nuestros artistas, las prácticas compartidas y de lo que se alcanza a ver a simple vista», concluye el criollo Juan José Mesa en lo que define como «Un mágico encuentro en el Capitolio de Puerto Rico y el Museo de las Casas Reales de Santo Domingo».

Saber más:ARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − catorce =